cover photo

Manuel (Parlementum)

manuel@parlementum.net

Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Ágnes Herczeg es una artista textil húngara, nacida en la ciudad de Kecskemét.
Se graduó de la Universidad de Bellas Artes de Hungría (1992-1997), con un título en conservación textil.
«Cuando estaba embarazada, sentí que era el momento para comenzar con el bordado, por mi propio placer. Estaba interesada en todo tipo de técnicas, incluyendo la costura y el encaje.»

Izq./ Left: Encaje y madera / Lace & Wood, altura / high: 18 cm.
Der./ Right: Encaje y cerámica / Lace & Ceramic, altura / high: 31 cm.


Image/photo

Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Shirin Salehi:

Nosotros, desde nuestro contexto, reclamamos el retorno de un arte cuya condición poética no haya sido traicionada por el anhelo de impresionar a un público cada vez más inmerso en su consumo, como si de una feria de atracciones se tratara


( velado ) Manifiesto de una artista en tiempos de ruido | FronteraD

Image/photo


Se trata de un extraño encuentro cuando aquellas uvas tan certeramente pintadas por Zeuxis no despiertan nuestro interés, ciertamente no nos seducen. En el gesto de Zeuxis, en su virtuosismo, encontramos algo reconocible, algo que nos es extrañamente familiar: ¿no es esta la falsa ilusión del virtuosismo de nuestra época? Reconocemos en él el deseo de su pintura de ser exhibida, de ser vista; reconocemos su anhelo de crear espectáculo en torno a ese ilusionismo, y no podemos evitar pensar en nuestros tiempos.

En la confusión de nuestra mirada, en su agotamiento por este arbitrario invadir de percepciones visuales –siempre tan habladoras, tan elocuentes–, la imagen artística se disuelve, a pesar de sus constantes combates, dentro del desorden de las imágenes visuales. El arte que se presenta hoy para ser exhibido y con el deseo de conmover a las grandes masas hace uso de las extraordinarias herramientas publicitarias de nuestra sociedad del espectáculo. Pero ante esto, pensamos, en pausa: ¿dónde quedó su condición poética? ¿Su verso?

Cuestionar, como individuos comprometidos con la refutación de la desmemoria, si tendría cabida desde nuestro contexto, desde nuestros días, desde nuestra historia europea construida sobre las ruinas del acontecimiento, hablar de la urgencia de la poesía (en el arte). En esto Celan fue, sin duda, una contundente respuesta a la declaración de Adorno. Y nosotros, desde nuestro contexto, reclamamos también el retorno de un arte cuya condición poética no haya sido traicionada por el anhelo de impresionar a un público cada vez más inmerso en su consumo, como si de una feria de atracciones se tratara. Reclamamos la reconquista de su condición poética ahí donde la imaginación, que se empoderaría con un pensamiento artístico, es tristemente abandonada por la exaltación de la diversión de un exhibicionismo excitante. Parece que solo así se despierta nuestra mirada decepcionada, reclamando siempre mayores estímulos, pero se trataría de un falso despertar: es esta la ilusión recreadora del simulacro del arte de la que tantas veces nos advirtió Baudrillard.

Manuel (Parlementum)
 Zotlandia last edited: Wed, 15 Nov 2017 23:38:43 -0800  
En septiembre de 1949, Ray Bradbury cogió varias copias de sus relatos, las metió en un maletín y tomó un autobús con destino a Nueva York. Allí se alojó en una habitación de la YMCA por cincuenta centavos la noche durante cinco noches, mientras agotaba los días enseñando su colección de cuentos a las principales editoriales del país. Todas la rechazaron; no querían historias cortas, querían una novela. La penúltima noche, Bradbury concertó una cita que acabaría convirtiéndose en cena con un editor de Doubleday Publishing llamado, casualmente y sin relación ninguna, Walter Bradbury. Doubleday también quería novelas, así que el otro Bradbury le preguntó a Ray si sería capaz de unir sus relatos con un armazón común que los vertebrase y les diera la extensión de un libro completo. «Ya que casi todos giran en torno a Marte, podrías llamarlo Crónicas marcianas».  


La mejor manera de conocer al ser humano es viajar a Marte (con Ray Bradbury)

Image/photo

Dos días después, y con un cheque de setecientos cincuenta dólares en el bolsillo, Ray tomó el mismo autobús de regreso a Los Ángeles. En ese trayecto de tres mil millas fue escribiendo los borradores del hilo conductor de su novela, entre ellos, la historia del señor y la señora K.

En abril de 1950, Doubleday publicó la primera edición de Crónicas marcianas. El segundo capítulo se titula «Ylla» y comienza así:

Tenía en el planeta Marte, a orillas de un mar seco, una casa de columnas de cristal, y todas las mañanas se podía ver a la señora K mientras comía la fruta dorada que brotaba de las paredes de cristal, o mientras limpiaba la casa con puñados de un polvo magnético que recogía la suciedad y luego se dispersaba en el viento cálido. A la tarde, cuando el mar fósil yacía inmóvil y tibio, y las viñas se erguían tiesamente en los patios, y en el distante y recogido pueblito marciano nadie salía a la calle, se podía ver al señor K en su cuarto, que leía un libro de metal con jeroglíficos en relieve, sobre los que pasaba suavemente la mano como quien toca el arpa. Y del libro, al contacto de los dedos, surgía un canto, una voz antigua y suave que hablaba del tiempo en que el mar bañaba las costas con vapores rojos y los hombres lanzaban al combate nubes de insectos metálicos y arañas eléctricas.

Con treinta años recién cumplidos, Ray Bradbury veía editado su primer libro en los estantes de las librerías. Era el principio de una carrera que se iba a prolongar durante más de seis décadas en otras veintisiete novelas y más de seiscientos cuentos que colocaría al escritor de Illinois en el monte Olimpo de los literatos de ciencia ficción y, si me apuran, entre los mejores prosistas del siglo XX.

Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Pixar ha logrado que llorar como se lloró en las proyecciones de Bambi sea elogiado por los que antes denunciaban el imperialismo cultural.


Coco, el neocolonialismo Disney

Image/photo


Este momento de tensión  entre EE.UU y México es muy desconcertante para USA Inc. Porque para las grandes corporaciones estadounidenses (y otra multinacionales), México tiene un valor incalculable a la hora de diseñar sus campañas de marketing. Y, por supuesto, a la hora de diseñar sus producciones cinematográficas. México es "auténtico" y tiene alma. Para un buen creativo corporativo con MBA, especializado en la extracción de valor intangible, quedan enormes yacimientos de cultura popular en México que, increíblemente, aún no han sido convertidos en mercancía.

Es más, en México, con su historia tan cruel, su cultura todavía no mercantilizada se ve estrechamente identificado con la última barrera de protección, la familia, otro elemento de valor inestimable para los creativos del marketing e imagineering precisamente porque se percibe como un santuario del mercado, lo último que se vendería y que se corrompería. México tiene todo lo que le faltaba a McDonalds cuanto intentó sin éxito hacer aquella campaña de  “Say it with love”. Para decirlo con amor y alma, hace falta algo mucho  más potente que un Big Mac regalado al cliente para que llame a su madre o novia y que le diga ante el público: "Te quiero". Hace falta algo menos obviamente transaccional para así esconder la fría cotización bursátil que motiva cada decisión corporativa necesaria para su expansión imparable e insaciable. Y ¿qué mejor para penetrar hasta la zona más protegida de la cultura que hacer una ofrenda del Día de los Muertos?
Rafa Poverello
  
Amén.

Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
YA ∵ ⁹⎷π ⟶ ⧝YA ∵ ⁹⎷π ⟶ ⧝ wrote the following post Wed, 15 Nov 2017 08:41:38 -0800
Image/photo



William Blake, “The Reunion of the Soul and the Body” in: Blair, Robert, 1699-1746. The grave : a poem. London, 1808.HEW 1.13.5 Houghton Library, Harvard University. Image/photo hello hello! ... am busy wid linux... shortly an etching of #WilliamBlake by Louis Schiavonetti... for details go to #Harvard #University
Alexandre Hannud Abdo
  
Image/photo
Rafa Poverello
  
Image/photo
mrjive
  
Image/photo
Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
YA ∵ ⁹⎷π ⟶ ⧝YA ∵ ⁹⎷π ⟶ ⧝ wrote the following post Tue, 14 Nov 2017 13:32:26 -0800


Bobby Hutcherson / Joe Locke ''Homage to Milt Jackson'' - JazzBaltica 2007
by Jazz|ᴳᴿᴱᴱᴺ on YouTube

● Tracklist: 1. I Love You 2. Mr. PC 3. Old Folks 4. Star Eyes 5. What Is Thing Called Love 6. My Foolish Heart 7. Bag's Groove

● Personnel: Bobby Hutcherson - vibraphone Joe Locke - vibraphone Don Friedman - piano Johannes Enders - tenor sax Darren Barrett - trumpet Martin Wind - bass Andi Haberl - drums

#BobbyHutcherson #DonFriedman #vibraphone #jazz #music
Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Issam MirisIssam Miris wrote the following post Wed, 15 Nov 2017 02:56:17 -0800

Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Una de las relaciones más conocidas entre un músico y un filósofo quizá sea la bulliciosa y compleja relación entre Friedrich Nietzsche y Richard Wagner.


Pensadores y melómanos: Nietzsche y Wagner

Image/photo


“Dar la espalda a Wagner fue para mí un destino.” Así abre Nietzsche el texto con el que se distanciaría del hombre a quien antes idolatró. No fue cosa fácil ni tampoco un impulso, pues pocas heridas hay más grandes que la de separarse de una figura tutelar.  

Wagner y Nietzsche se conocieron en noviembre de 1868. El compositor estaba en el cenit de su carrera y Nietzsche era apenas un joven iniciándose como profesor universitario. Se complementaron de muchas maneras en el terreno intelectual pero el vínculo más fuerte que compartieron, –uno desde la música y el otro desde la filología–, fue su admiración por la filosofía de Schopenhauer.

Para Nietzsche, el compositor fue una fuente de inspiración que permeó buena parte de su obra mientras que para Wagner, el joven filósofo fue un consuelo: la prueba de que, pese a no tener el grado académico que hubiera deseado, alguien de ese entorno avalaba sus opiniones. En Wagner y la filosofía, Bryan Magee hace una recolección de los pequeños versos que escribía Wagner al respecto:

    
Aquí yace Wagner, que llegó a la nada:

    Ni tan siquiera lo condecoró la Orden más miserable;

    No pudo ni sacar a un perro de atrás de la estufa;

    Ni tampoco obtener (algo equivalente a)

    Un doctorado universitario


[...] Con el paso del tiempo que compositores y músicos han destacado las virtudes de la obra musical del filósofo, el barítono Fischer-Dieskau, quien también ha escrito un libro sobre la relación entre Nietzsche y Wagner, ha grabado algunas de las canciones (lieder), tales como Nachspiel, Wie sich Rebenranken schwingen



7 Lieder (1975 Remastered Version) : No. 2, Wie sich Rebenranken schwingen (Fallersleben)
by Dietrich Fischer-Dieskau - Topic on YouTube

Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Live at The Blue Whale in Los Angeles.
April 19th 2012



KAMASI WASHINGTON DECTET
by MOCHILLA on Vimeo

@Anima Jazz+
Sophie
  
nice!

Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Bruno de ChartreuseBruno de Chartreuse wrote the following post Sun, 12 Nov 2017 00:49:35 -0800
Un jour ... une photo
Image/photoHerbes aquatiques dans un lac de montagne (Rubanier à feuille étroite ?). #myphoto #photo #photography #randonnée #lac #montagne #Alpes #Fr #Beaufortin Extrait de mon site : http://images-des-alpes.fr/Passion_montagne/

Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Si en la literatura rural tradicional hay familiaridad con el entorno, 'Meteoro' viene a reivindicar las consecuencias de no contar con esos lazos.


Mireya Hernández: «Las relaciones nos configuran de alguna manera para lo que seremos más tarde»

Image/photo

«Estoy cansada. Hace tiempo que no me reconozco. Como el conejo blanco que sale de la chistera y asoma la cabeza ante el público asombrado. Yo soy ese conejo blanco y el público asombrado. ¿Cómo he acabado en un cuerpo que no es el mío, con una cabeza que no me corresponde?»

Manuel (Parlementum)
 Zotlandia last edited: Tue, 14 Nov 2017 05:19:32 -0800  
Aquí llegaban dos trenes por semana desde Moscú antes de la guerra, e incluso tres, o cuatro, en los meses de verano. Ochamchira se llenaba entonces de rusos que venían a cargar las baterías para encarar el invierno: sol, vodka y mandarinas...




Ochamchira
by Jot Down Magazine on Vimeo

Día tres: «No podríais ni imaginar lo bonito que era todo esto»

Image/photo

Los estamos viendo bajarse del tren, desperezándose en el andén mientras son emboscados por una legión de babushkas armadas con pepinillos y jachapuri —la torta de queso local—, o flotadores para los críos. Algunos buscan refugio en el baño, pero hay cola. Es fácil saber quién viene y quién se va: los últimos se llevan el bronceado puesto a Moscú.

Los niños se tapan los oídos al paso de tren de Kvartchal. Atraviesa la estación completamente ajeno a lo que allí ocurre con miles de toneladas de carbón de altísima calidad a sus espaldas. No parará aquí sino en el el puerto de Ochamchira. Después, un carguero enorme llevará el material a Sebastopol u Odessa, donde la estampa estival es muy parecida.

Y lo fue hasta hace veinticinco años. Luego los abjasos recuperaron sus casas, pero estas no tenían ni puertas ni ventanas. Y ya no llegaban los trenes a esta estación, ni tampoco al puerto.

Ochamchira es ოჩამჩირე en georgiano, Очамчыра en abjaso y Очамчира en ruso. No sabemos cómo lo escribirían los locales porque la mayoría son mingrelios, o lo eran, y su lengua nunca se plasmó en papel. Que una ciudad se quede sin nombre no debería ser un drama cuando ha perdido antes a sus habitantes.

Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Conocemos como ‘jerga’ al lenguaje utilizado entre sí por un grupo de personas que tienen el mismo oficio o pertenecen al mismo círculo. Ejemplos como ‘jerga juvenil’, ‘jerga moderna’, ‘jerga coloquial’ o ‘jerga profesional’ es habitual escucharlo cuando alguien se refiere a ese modo especial y característico de hablar de ciertos individuos o colectivos que  utilizan términos concretos que muchas veces son desconocidos para la mayoría de los ciudadanos o los profanos en determinados asuntos.


¿De dónde surge llamar ‘jerga’ a cierto tipo de lenguaje?

Image/photo

El término ‘jerga’ llegó al castellano en la Edad Media proveniente del occitano (lengua romance hablada en la Provenza –sureste de Francia-) ‘gergons’ y que hacía referencia a la forma de expresarse poco comprensible de algunas personas –provenientes de entornos rurales- que hablaban de forma gutural (con la garganta). Al occitano había llegado el vocablo desde el francés antiguo ‘jargon’ que le daba la misma acepción, pero que también se utilizaba para referirse al peculiar canto de algunos pájaros (que también derivó en ‘gorjeo’). Antes de ‘jargon’ pasó por las variantes ‘gargon’ (sXIII) y ‘gargun’ (sXII). Al francés había llegado –como es de imaginar- del latín ‘gurges’ vocablo utilizado –entre otras acepciones- para referirse en sentido figurado como ‘garganta’.

Cabe destacar que paralelamente a la llegada al castellano del término ‘jerga’ también lo hizo el vocablo ‘jerigonza’, de exacta procedencia y acepción y que en un inicio se utilizaba para señalar el lenguaje especial de algunos gremios, además del que era difícil de entender o de mal gusto.
Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Mara LavdaraMara Lavdara wrote the following post Mon, 13 Nov 2017 10:41:50 -0800
Image/photo

view full size


The jump

#photo #bw #BenoitCourti

Faperles: feet again, but this time in a happier photo :D
Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
MiguelaMiguela wrote the following post Mon, 13 Nov 2017 05:25:05 -0800
Fabrice Backes
Fabrice Backes is a French artist** born in 1968 and lives in the Ardennes region.
Painter-independent illustrator registered at the Maison des Artistes since June 2005. "The stories of my characters are intimate, secret, mysterious ... Even I do not know much, but I know their mindset. It's mine", says Fabrice.

Image/photo

Image/photo

Image/photo

#art, #painting, #Backes-Fabrice
Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Poetas en españolPoetas en español wrote the following post Sun, 12 Nov 2017 00:48:25 -0800
Poemas de Constantino Molina
Compartimos hoy, de nuevo, con "La nube habitada", de FronteraD, una pequeña selección de poemas de un contemporáneo. En este caso, del estimable Constantino Molina.

Constantino Molina (Pozo-Lorente, 1985).abandonó  los estudios de Licenciatura en Humanidades en el año 2006 y desde entonces ha ocupado muy distintos puestos de empleo que nada tienen que ver con la labor literaria (pintor, ferrallista, jardinero, auxiliar de topografía y un largo etcétera).

Su primer poemario, Las ramas del azar (Ediciones Rialp), fue galardonado con el Premio Adonáis 2014 y el Premio Nacional de Poesía Joven 2016. Su segundo poemarío, Silbando un eco extraño (Editorial Hiperión), mereció el Premio Alnfons el Magnànim 2016. Desde 2015 es colaborador del diario ABC Castilla-La Mancha. Actualmente reside en Madrid en situación de desempleo.


La nube habitada. Poemas, de Constantino Molina | FronteraD

Image/photo

EXTRAÑA VOCACIÓN

                Cueva de Catalina de Cardona, Casas de Benítez


En esta oscura cueva
inició una mujer en soledad
su vida de ermitaña.

Aquí vivió, durante varios años
persiguiendo los dones más divinos
y la iluminación espiritual.
Años entre cilicios y pesares,
entre sangre y cadenas.
Vestida con andrajos miserables
y, como un animal, alimentándose
de hierbas y raíces.

Los libros, dicen de ella
que prefirió la vida de eremita
despreciando un palacio,
que sus flagelaciones y tormentos
fueron tantos que a muchos espantó.
Y que la acompañaban visiones
tan terribles como hermosas.

Me pregunto, incapaz de comprender,
qué laberintos trazan
el alma y el espíritu
para engañarse tanto.
Qué tormentos no habrán padecido antes
para buscar refugio en el sufrir.

Qué extraña vocación,
la vocación absurda del dolor.

                (Las ramas del azar. Rialp, 2015)

TAMBIÉN ACANTILADOS

No siempre acaba el mar
en apacibles playas arenosas.
También acantilados
delimitan las líneas de la costa.

No siempre
el que contempla el mar
obedece al sereno pensamiento
de la docilidad y de la mansedumbre.

Ya que también el vértigo
entiende de placeres y armonías.

                (Silbando un eco extraño. Hiperión, 2016)

AUTORRETRATO A CONTRALUZ

Colmo de sugestión
se alzan iluminados
los locos que sonríen.

Un arriba tan alto
que yo perdí su vuelo
para quedarme aquí:
abajo con lo mío.

Siempre con una fe desatendida.

En algo estoy dichoso.
En algo sé que bebo
que no tiene delirio y es grandeza.

En algo estoy metido,
en algo que no vuela ni ilumina.

                (Inédito)


VELINTONIA, 3 – VÍZNAR S/N

Busquemos un hogar para los versos.

Que en su fachada aniden las metáforas
y que brille un cartel donde se lea:
Casa de la Poesía.

Busquemos. ¿Pero dónde?

Quizás entre las calles más humanas
de una ciudad sin miedo.

Quizás entre los restos de otras épocas,
de la mano de estudios arqueológicos,
o sobre los cimientos
de un pueblo todavía no nacido.

Quizás entre la herencia de algún Nobel
o bajo los escombros de una guerra.

Busquemos ese hogar.

Llamemos a las puertas,
cavemos en el barro de las fosas
y que esta pobre perra apaleada,
que durante los siglos ha lamido
la mano tentativa del decoro,
por fin tenga un lugar donde morir
tranquila y en silencio.

              (Silbando un eco extraño. Hiperión 2016)

#poesía #literatura #Constantino Molina
Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
JakobuJakobu wrote the following post Sat, 11 Nov 2017 14:12:38 -0800
Manuel (Parlementum)
 Zotlandia 
Alimentazione e quello che sta intornoAlimentazione e quello che sta intorno wrote the following post Sat, 11 Nov 2017 14:26:17 -0800
Tea for Two
@Camellia Sinensis Moment+

Yuja Wang - Tea for Two (encore)
by QuartettoVicenza su YouTube
Image/photo



Yuja Wang, ospite della 105ma stagione concertistica della Società del Quartetto di Vicenza, ha concesso all'entusiasta pubblico del Teatro Comunale (tutto e...