cover photo

Manuel (con la inmensa minoría...)

manuel@parlementum.net

Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
¿Por qué se sentía culpable Claude Eatherly? Si se pone uno en la piel del piloto, no resulta nada fácil sentir el mordisco de la culpa; es casi un acto contranatura, como una suspensión de la ley de la gravedad. ¿Cómo iba nadie a torturarse solamente por haber apretado un botón? Parece inconcebible que los efectos devastadores que narra Hersey en Hiroshima tengan una causa tan diminuta, tan insignificante como un movimiento muscular que ni siquiera requiere un esfuerzo físico


Comprender lo invisible: el periodismo en la era nuclear. De los efectos de arrojar una bomba atómica sobre la conciencia | FronteraD

Image/photo

Y, se dijo,
en esta indudable cumbre de los siglos
en estas horas de deidad metódica
produzcamos un ángel:
ni corto ni perezoso
afanóse en hincar plumas de bronce y uranio
en el desvalimiento de la espalda de un hombre.
Jorge Riechmann


I.

No sabemos si la unidad militar en la que Claude Eatherly estaba destinado recibía The New Yorker. No sabemos, por lo tanto, si el 31 de agosto de 1946 el piloto Claude Eatherly pudo leer el relato de John Hersey sobre lo que sucedió el 6 de agosto del año anterior a 2.440 metros bajo la carlinga de su avión. Sí sabemos que se lo imaginaba y que se le aparecían en sueños rostros ensangrentados, una suerte de mecanismo inconsciente de la culpa. Sabemos también que pasó varios días sin hablar al conocer la magnitud del ataque y que a su vuelta a Estados Unidos estuvo dos semanas ingresado en una clínica psiquiátrica, pues al decir de los psicólogos Eatherly presentaba “sentimientos injustificados de culpa”. No sabemos, pero podemos imaginarlo, que aquel 31 de agosto el médico del cuartel le ocultó al piloto el ejemplar de The New Yorker, no fuera a ser que esos sentimientos de culpa encontrasen justificación (¡y qué mal le caería a un psiquiatra que un periodista le contradiga!). Otra cosa que sí sabemos es que Eatherly no se parecía en nada al presidente Harry Truman, que se jactó de haber “dormido como un bebé” la noche que ordenó bombardear Hiroshima.

Apenas dos años después del episodio que convulsionó su existencia, en 1947, Claude Eatherly abandonó el ejército de Estados Unidos. Al contrario que el resto de pilotos que participaron en el bombardeo (como Joe Stiborik, que declaró que para él “se trataba de una bomba más, pero más grande”), Eatherly no toleraba ser tenido por un héroe y rehusaba participar en homenajes. Los siguientes años los pasó malviviendo, aceptando empleos de baja cualificación con los que reunía unos pocos dólares para enviárselos a las víctimas de Hiroshima.
Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
Victor GabrielVictor Gabriel wrote the following post Wed, 13 Dec 2017 13:32:45 -0800
Bocados de dátil con queso gorgonzola y nueces pecanas de Málaga
Bocados de dátil con queso gorgonzola y nueces pecanas de Málaga

https://todon.nl/media/MWD4WpAMTCdmJ1NftzE

https://todon.nl/media/AXi3Yjm278K--PLhrCI

Bocados de dátil con queso gorgonzola y nueces pecanas de Málaga

Image/photo

Este bocado no falla nunca.  ¡Qué cosa más exquisita! ¡Y lo bonito que queda su sencilla presentación!  Este bocado fusiona muy bien sus sab...
Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
MiguelaMiguela wrote the following post Mon, 11 Dec 2017 22:29:55 -0800
Olga Gromova
Image/photo

#art, #illustration, #Olga-Gromova
Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
LSalanderLSalander wrote the following post Tue, 12 Dec 2017 11:41:53 -0800
By Christine Ellger.

#Photo
Image/photo
Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia last edited: Wed, 13 Dec 2017 23:52:01 -0800  
Marina Tsvetáieva hizo de su hija mayor su doble, su cómplice, incluso su rival neutralizado, pues en alguna ocasión anotó en su cuaderno el vértigo que le producía que su hija fuese poeta. Marina quiere que su hija siga siendo su “lector absoluto”


Una madre de fuego: Marina Tsvietáieva | FronteraD

Image/photo

Lloraba la montaña: separados,
bajaremos tú y yo por este barro –
Marina Tsvetáieva

              
Marina Tsvetáieva tiene nombre con mar, el de Pushkin al que tanto amó. Su mar, que tanto temió. Agua su nombre, fuego su vida. La paradoja de la existencia y el ser. La dualidad insignia de su proceder. Tsvetáieva, Eva y Lilith. Madre y mujer. Madre y poeta. Madre y amante. De hombres, de un hombre. De mujeres. De su hija, de su hijo. Madre y hombría: “La verdadera maternidad – es con hombría”. Azul incandescente en la incesante entrega de su amor materno. De su Amor:

                                                 Él me enseñó a vivir en el fuego

Marina, que en su verde primavera confiesa su ardor por Amor: “¿De usted o de mis ganas de amar?”.  Marina doble y sola. Ser y palabras: “Pushkin me contagió el amor. Con la palabra— amor”. Enamorada de las palabras: “La palabra lo es—¡todo!”. Y su hija, su primera hija, Alia, su amadísima Ariadna, es la mitad de su vida: “Alia es, en este momento – la mitad de mi vida” o la mitad de sí misma, o poesía y Alia: “De mis versos estoy tan absolutamente segura – como de Alia”. Tsvetáieva, Eva del amor o Lilith de mil hijos un hijo.

Escribe Marina: “No soy una heroína amorosa, nunca me abandonaré a un amante, siempre – al amor”. El amor es el incendio de su vivir-escribir o escribir-vivir.  en ella todo es escritura, como decir, todo es Amor.

Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
Leemos en el blog de Bruno H. Piché, La vida en Comala city:

Como diría un amigo, no quiero hacerme el interesante de las entreguerras, pero soy un sobreviviente. En una sociedad marcada por la obscenidad del derroche, de las marcas, del delirio de su poder político y económico, del tener por encima del ser, reconozco que llegué tarde a mi cita con el pequeño y preclaro volumen de Nuccio Ordine.


L'utilità dell'inutile | FronteraD

Image/photo

Dos fragmentos de L'utilità dell'inutile:
A dos siglos de distancia, la imagen de una sociedad dicotómica rígidamente diferenciada en amos y siervos, en ricos explotadores y pobres degradados a la condición de animales, tal como la había descrito [Vincenzo] Padula, no corresponde ya, o apenas, al retrato del mundo en el vivimos. Persiste, sin embargo, en formas muy distintas y más sofisticadas, una supremacía del tener sobre el ser, una dictadura del beneficio y la posesión que domina cualquier ámbito del saber y todos nuestros comportamientos cotidianos. El aparentar cuenta más que el ser: lo que se muestra —un automóvil de lujo, un reloj de marca, un cargo prestigioso o una posición de poder— es mucho más valioso que la cultura o el grado de instrucción.

En su furibunda reacción frente a la exaltación “de lo útil por lo útil”, el moralismo y la literatura prostituida al comercio, trasluce siempre una idea noble del arte auténtico como resistencia contra la trivialidad del presente. “El arte —había confesado en la frase final del prefacio de Albertus— es lo que mejor consuela de vivir” (p. V.)
 Libros

Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
Cuando las copias llegan a tener más valor y se conviertan en más originales que el propio original.


Shanzhai: por amor al fake

Image/photo


Desdee la Antigüedad la creencia en la inmutabilidad y permanencia de la sustancia responde a la normativa occidental, por lo que desde este punto de vista toda copia tiene algo de demoníaco que destruye la identidad y pureza originarias. Con los chinos pasa justo al contrario. Con raíces en el pensamiento budista, su idea de original no apunta a una identidad definitiva sino a un proceso infinito de transformación continua. Cuando en 2007 se supo que los guerreros de terracota expuestos en el Museo de Etnología de Hamburgo eran una copia, el director inmediatamente clausuró la exposición. Los chinos que habían enviado las figuras se tomaron esta reacción como una ofensa, ya que para ellos una reproducción exacta tiene el mismo valor que el original.

Los guerreros de terracota están hechos con módulos: el propósito nunca fue el de producir un objeto original sino una producción en masa que permitiese variaciones. Siguiendo esta línea, desde el comienzo de la excavación arqueológica se abrió un taller para la fabricación de las réplicas. Habría que decir que los chinos estaban intentando retomar la producción; en ningún caso confeccionaban ‘falsificaciones’. El Santuario de Ise, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO, tiene 1.300 años de antigüedad pero en realidad se reconstruye por completo cada 20 años. Razón más que suficiente para que lo acabaran eliminando de la lista. En una cultura en la que la reproducción constante se presenta como una técnica de conservación y de mantenimiento, las imitaciones nunca pueden considerarse meras copias.
 Copia  Arte
Alexandre Hannud Abdo
  
El ideal, el exclusivo, el único, las origines mas originales y m'as verdaderas, el idéal mas perfecto. Mi idéal. Solo puede haver uno. Si comparto, no tiene valor. Jo, jo, jo. Monomonomono.

Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
Yo lo hubiera titulado "Entre visillos", como una novela de Carmen Martín Gaite sobre la vida intramuros de las mujeres: las ventanas como horizonte... Muy evocadora pintura, como suelen ser las que comparte Miguela.

MiguelaMiguela wrote the following post Mon, 11 Dec 2017 23:28:56 -0800
Mary E. HARDING
Image/photo

#art, #peinture, # Mary-E-HARDING
Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
Giacomo BergamiGiacomo Bergami wrote the following post Mon, 11 Dec 2017 14:34:14 -0800
Image/photo

Weather Report
Offenbach - September 28, 1978


Weather Report - Live in Offenbach - September 28, 1978
by Gabriel Moura on YouTube
  • 00:00 Black Market
  • 10:12 Joe's intro to Scarlet Woman/"Liftoff"
  • 13:27 Scarlet Woman
  • 19:37 Young and Fine
  • 26:21 The Pursuit of the Woman with the Feathered Hat
  • 33:11 A Remark You Made
  • 40:15 River People
  • 48:08 Thanks for the Memories (Solo Wayne - Tenor)
  • 51:55 Dolores / Portrait of Tracy / Third Stone from the Sun (Jaco's Solo)
  • 1:01:45 Mr. Gone
  • 1:10:24 In a Silent Way
  • 1:12:37 Waterfall
  • 1:14:27 Teen Town
  • 1:22:37 I Got It Bad and That Ain't Good (Solo Joe)
  • 1:26:00 The Midnight Sun Will Never Set On You (Joe & Wayne)
  • 1:31:26 Birdland
  • 1:38:15 Introductions
  • 1:40:02 Fred & Jack (Solo Peter)
  • 1:47:32 Elegant People
  • 1:55:28 Badia
#jazz #music #WeatherReport #JacoPastorius
Suso Comesaña
 from Friendica
Guau! un disco de cabezera!
Izaro Basurko
 from Diaspora
Ese comienzo de Black Market.... qué buenos!!! Gracias por compartirlo y traer buenísimos recuerdos de vuelta!

Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
No siempre puede uno saber a qué ha dedicado una mujer o un hombre los últimos años, meses o días de su existencia. La vida se parece entonces a uno de esos filtros degradados en los que apenas se perciben los límites del final. Uno solo sabe que se acaba.


Las anfetaminas de Ricardo Piglia

Image/photo

Hay que vivir en tercera persona (R. Piglia)


No siempre puede uno saber a qué ha dedicado una mujer o un hombre los últimos años, meses o días de su existencia. La vida se parece entonces a uno de esos filtros degradados en los que apenas se perciben los límites del final. Uno solo sabe que se acaba.

El tercer y último volumen de los diarios de Ricardo Piglia —Los diarios de Emilio Renzi. Un día en la vida, publicados por la editorial Anagrama— se parecen a ese final difuso; se desvelan como el epílogo de una obra emocionante dedicada a rastrear el lenguaje, la lectura y la emoción en los textos.

***

I. ¿Adentro de qué?

Somos animales siniestros. (R. Piglia)


A Ricardo Piglia nunca le interesó demasiado lo que estaba afuera. «Salir afuera nunca fue una tentación para mí», reflexiona Emilio Renzi al comienzo de este libro. Renzi, como ya conocerán sus lectores, es un trasunto del propio autor. Tampoco a Piglia le gustaba estar adentro. Lo cierto, sin embargo, era que en los últimos años de su vida, desde que supo que padecía E.L.A («una dolencia misteriosa, cuyos signos eran visibles —por ejemplo, le costaba mover la mano izquierda— pero cuyo diagnóstico era incierto, entonces, como decía, dijo Renzi, empezó una tarea interior, hecha adentro, o sea, sin salir a la calle»), Piglia comenzó a replegarse. Su última energía la gastó en releer, revisar y revisitar sus diarios con la íntima convicción de que se convertirían en su obra más importante.

No se equivocaba.

En este libro póstumo se confirma la teoría anteriormente acariciada del autor como investigador, del autor también como sujeto de la investigación y del diario, finalmente, como escenario literario en el que investigar. Si el primer volumen estaba dedicado a «los años de formación» y el segundo a «los años felices», en este tercero —subtitulado Un día en la vida— los años que reflejan son los de un cierto fracaso, una tristeza adherida a cada una de las páginas que resulta imposible de despegar.
Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
MiguelaMiguela wrote the following post Mon, 11 Dec 2017 20:43:03 -0800
Giovanni Giacometti (1868, 1933 )
Image/photo

#art, #peinture, #Giovanni-Giacometti
Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
Magnífica imagen para estudiar el lenguaje no verbal...

MiguelaMiguela wrote the following post Sun, 10 Dec 2017 19:26:21 -0800
Image/photo

Susan Brabeau
#art, #peinture, #Susan-Brabeau

Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
Comparto de nuevo un texto de un periodista  preocupado por el uso normativo del español. En este caso, de Anunciata Bremón, una estimable y veterana periodista y filóloga, por lo demás, en su blog Lenguas est@fadas. Para los aficionados a estas cosas de la lengua.

Frases que carga el diablo | FronteraD

Image/photo

  Espero no repetirme tanto como se repiten los errores o simplemente las tonterías que insisto en publicar desde este modesto “escaño”. Un tema recurrente es el del desconocimiento del uso de los relativos: “26 detenidos, de los que todos han pasado a disposición judicial”. Simplemente quien escribe esto (bachiller como mínimo)  desconoce que se puede y debe decir: “24 detenidos, todos los cuales han pasado a disposición judicial”.

Leí en El País, diario que en su día se preocupó tanto del lenguaje, una frase que se repite, y se repite, de diversas formas y en diversos medios: “…las 14 millones de visitas anuales”. Esa forma de concordar –de no concordar- el género del artículo con el del (primer) sustantivo ha hecho fortuna. Como si, en este ejemplo, “millones” no fuera un sustantivo.

Al capítulo de oído campanas pertenece este tertuliano televisivo que dijo expresarse “a bote propio”, lo que hace dudar de si hablaba motu proprio o se expresaba “a bote pronto”. Él lo resolvió hablando “a bote propio”, otros se quejan de que tienen una hernia fiscal…

Viajé hace poco con Iberia, y entre las recomendaciones y consejos que se dan antes de embarcar, decían tan panchos: “…los clientes viajando en clase business…”. Traducción directa y mala del inglés clients travelling, tan fácil de traducir como “los clientes que viajan”, o “los viajeros de clase business”. Me recuerda otro vuelo en que otra compañía advertía: “al abrir el compartimento superior, tengan cuidado con su maleta, en caso de que”… (calco del in case, por si acaso…).

En un disco de Silvia Pérez Cruz, que incluye la letra en catalán y la traducción al castellano, leo la frase: “Un sueño del que empezáramos a desperezar”. Me sorprende, voy al original catalán y leo: “Un somni del que comencessim a despertar”. Error de quien traduce del catalán , por tanto, pero, ¡si estaba tal cual, correcto, a despertar!

Me hizo pensar una frase de la diputada en el congreso Irene Montero: “Esto (las políticas del PP) sí que es romper España”. Implícitamente, esto y no lo de Cataluña. Me recordó cuando nos manifestábamos contra los ultras, que señoreaban, desbocados y matando, las calles de Madrid, y gritábamos Vosotros fascistas, sois los terroristas. Y no es que no lo fueran, claro, pero es que al mismo tiempo ETA no paraba de matar, y el subtexto era parecido (los ultras sí que son terroristas), y…era cosa de aquellos tiempos. Yo quería que gritáramos algo mucho más aclaratorio: Aquí estamos, nosotros no matamos, pero no arrastraba tanto. La izquierda ha pagado estas cosas con creces.

Otra frase que me ha hecho recordar que algunas las carga el diablo. Creo que fue Oriol Junqueras el que recientemente aparecía en un cartel patrocinando Cataluña en una imagen donde se podía leer: “Catalunya, alegre y combativa”. Me sentí en el túnel del tiempo. El mismo eslogan que se utilizó en el País Vasco en la época más sombría de atentados y kale borroka. Seguro que esto tiene un significado, porque casualidad, casualidad …¿era Paul Auster el que creía en las casualidades, o el que no? Bueno, yo, en estas casualidades, no creo.
Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
001@pod.disroot.org001@pod.disroot.org wrote the following post Sun, 10 Dec 2017 03:50:47 -0800
#painting, #art, Oleg Shuplyak
Image/photo

Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
Entresaco estas líneas del artículo que Luis García Montero publica los domingos en infoLibre. Se llama Explico algunas cosas. Es muy bonito y uno, como es fácil de adivinar, lo siente muy cercano.

Como no soy creyente ni me afectan las ideas religiosas, he encontrado en la poesía mi lugar de lo sagrado, el lugar en el que no puedo mentirme, un espacio de la verdad, del respeto a uno mismo, el esfuerzo por hacer que mi mundo interior se armonice con el exterior a través de las palabras. Un buen poema para mí, da igual escribirlo que leerlo, le da una nueva oportunidad a la dignidad del ser humano y a la verdad de la vida. El destino busca una vocación para cumplirse. No es poca recompensa saber que hay un espacio, aunque sea de uso íntimo, en el que la verdad, ese concepto tan maltratado por la historia, resulta no sólo necesario, sino imprescindible. Dice Joan Margarit que un mal poema ensucia el mundo. Tiene razón.

Manuel (con la inmensa minoría...)
 Zotlandia 
Anne Wardrope (Nott) Brigman, fotógrafa estadounidense nacida en 1869 en el Nu'uanu Pali sobre Honolulu, Hawaii, uno de los miembros originales del movimiento de la foto-secesión en Estados Unidos. Sus imágenes más famosas fueron tomadas entre 1900 y 1920, y representan mujeres desnudas en contextos naturales primordiales.


"El pino solitario / The Lone Pine", gelatina de plata / gelatin silver, 1908.
Getty Center (Los Angeles, EE.UU./ USA). GAP


Image/photo